#FGEGto esclareció el homicidio de dos hermanas en #ValledeSantiago

Con elementos técnico-científicos puestos al servicio de la investigación se logró acreditar en esta etapa procesal, la responsabilidad de DANIEL OMAR “N”, quien ha sido vinculado a proceso penal por el delito de feminicidio registrado el 22 de octubre de 2021.

Valle de Santiago, Gto. – La Fiscalía General del Estado a través de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios, ubicó a sanguinario sujeto que acuchilló a dos mujeres de 24 y 19 años en la colonia El Socorro, el pasado 22 de octubre. El hombre de 22 años, identificado como DANIEL OMAR “N”, fue imputado por el delito de feminicidio y vinculado a proceso penal, con cárcel como medida cautelar.

El tipo mantenía una relación de noviazgo con la mayor de las víctimas, Yunuen “N” de 24 años. La tarde del pasado viernes 22, alrededor de las 17:00 horas, acudió al domicilio de la calle Altamirano en la colonia El Socorro para hablar con la ofendida. La víctima aún no llegaba a su casa, llegó al filo de las 17:25 horas.

La otra femenina fallecida, de 19 años, se encontraba en la casa cuando llegó este sujeto. Sabía que no existía una buena relación del acusado con su hermana, incluso la relación estaba a punto de terminar. La conversación se dio en ese contexto, lo que detonó la ira del tipo quien la golpeó y acuchilló hasta quitarle la vida.

La mayor de las hermanas aún no llegaba. Ella debió estar en su casa al filo de las 17:25 horas, que fue cuando envió un mensaje de WhatsApp a su hermano, con evidente preocupación.

-“Puedes venir rápido a la casa, no sé dónde está Erandy, (su hermana menor) está todo volteado, la tele está quebrada, la tiraron”.-

El hermano mayor tardó aproximadamente 5 minutos en llegar al domicilio, abrió la puerta porque traía llaves. Observó en la cocina a su hermana Yunuen “N” sin vida y al ver el baño vio la luz encendida supuso que había alguien en el interior y salió del domicilio para solicitar ayuda. Su vecina le facilitó un teléfono para hablar a la policía.

La oficial de policía que llegó a la escena del crimen recibió el reporte de su cabina a las 17:43 horas, le indicaron que acudiera a la calle Ignacio Altamirano porque se encontraba una persona lesionada con arma blanca. Al llegar, el hermano de las víctimas le permitió el acceso y al inspeccionar el domicilio no localizó a ningún extraño, por lo que llamaron a una ambulancia y el paramédico confirmó que las mujeres localizadas en el inmueble ya no presentaban signos vitales.

Al intervenir la escena donde se desarrolló este brutal asesinato, peritos y Agentes de Investigación de la Fiscalía analizaron la forma en que se cometió el delito, y sus causas y consecuencias.  Bajo la directriz del Agente del Ministerio Público se inició una carpeta de investigación y se embalaron los indicios y vestigios localizados para su análisis en laboratorio.

En la investigación, se pudo establecer que OMAR DANIEL “N” fue sorprendido por su expareja Yunuen “N”, al llegar a casa, a quien acuchilló con una herramienta de cocina (cuchillo) de 30 centímetros con mango de madera, provocándole lesiones que la llevaron a la muerte. Su cuerpo quedó entre líquido hemático en la cocina.

El feminicida le cortó el primer dedo de la mano izquierda al cadáver de Yunuen “N” para desbloquear su celular. Vecinos dijeron a la policía que el tipo tenía una enfermiza relación con la joven. No era la primera ocasión que la celaba y la insultaba en una relación tóxica que llevó al extremo.

Los investigadores pudieron determinar que una de las víctimas quedó sin vida en el área de la cocina, mientras que en una de las habitaciones se localizó a la otra mujer, sin calzado, en posición decúbito dorsal. En la sala se observó desorden, una pantalla de TV estrellada. Se presume que Yunuen “N” confrontó a su victimario a quien sorprendió en su domicilio.

En su intervención, el perito de campo evidenció daños en la puerta, líquido rojo en un sillón, goteo de manchas rojas, huellas de calzado, entre otros, que permitieron acreditar en esta etapa inicial, la responsabilidad del acusado, quien se encuentra en prisión preventiva bajo cargos de feminicidio.