Aprueban reformas en materia de inclusión y accesibilidad a personas de talla baja

Guanajuato, Gto. – Por unanimidad de votos, el Pleno del Congreso aprobó reformas a la Ley de Inclusión para las Personas con Discapacidad en el Estado de Guanajuato, en materia de inclusión y accesibilidad a personas de talla baja.

Las modificaciones contemplan que las políticas y acciones en materia urbanística y vivienda garantizarán condiciones obligatorias de accesibilidad en instalaciones públicas o de acceso al público, que permitan el libre desplazamiento de las personas con discapacidad en condiciones dignas y seguras.

Y para asegurar la accesibilidad en la infraestructura básica, equipamiento o entorno urbano en los espacios públicos y privados al uso público, se atenderán los principios del diseño universal y se incluirán ajustes razonables como el del escalón universal.

Además, establecen que, en las instalaciones y unidades destinadas a la prestación del servicio público de transporte, se deberán reservar asientos y espacios preferenciales para personas con discapacidad, además del escalón universal.

Asimismo, las empresas de telefonía pública deberán realizar las adecuaciones necesarias a sus aparatos en la vía pública, a efecto de colocarlos a una altura que sea de fácil acceso para las personas que se desplacen en sillas con ruedas y aquellas que requieran el uso de escalón universal.

El diputado Juan Elías Chávez y las diputadas Ma. Guadalupe Guerreo Moreno, Ma. Guadalupe Josefina Salas Bustamante y Noemí Márquez Márquez.

En su intervención, el legislador Juan Elías Chávez manifestó que su propuesta tenía la firme convicción y la finalidad de hacer visibles a dichas personas; y para que en el Estado de Guanajuato se adopte una medida que garantice y haga efectivos sus derechos humanos, particularmente eliminando una barrera de accesibilidad.

“El objetivo central de la iniciativa es la implementación del escalón universal, como un ajuste razonable para las personas de talla baja, es una medida que parece ser muy sencilla, pero sumamente indispensable y necesaria para que puedan disfrutar de una verdadera inclusión social”, apuntó.

Afirmó que la iniciativa que hoy se votaba era apenas el inicio de muchas acciones legislativas por llevar a cabo en materia de derechos humanos y personas con discapacidad y que se comprometía a seguir impulsando políticas públicas que permitan reducir esa brecha de desigualdad social que aún persiste.

Elías Chávez precisó que las personas de talla baja fueron las últimas en incluirse en la legislación como personas con discapacidad, lo que las ponía en desventaja y un tanto no visible en comparación con otras discapacidades, y que de aprobarse el dictamen Guanajuato será el tercer estado en regular el escalón universal para las personas de talla baja.

La diputada Ma. Guadalupe Guerreo Moreno subrayó que se definía como “persona de talla baja” a los individuos con algún tipo de enanismo, de los cuales existían más de 200 tipos, la mayor parte desconocidos por la ciencia.

Apuntó que muchas personas que viven con la acondroplasia no piensan que sea una discapacidad por su estilo de vida autosuficiente, pero su condición los obliga a realizar sus actividades de forma diferente.

“La gente pequeña ha vivido y vive la exclusión social, escolar, cultural, laboral al no tener acceso a la infraestructura adecuada para realizar sus actividades diarias. En el transporte público, en las oficinas gubernamentales, en los bancos y edificios públicos como escuelas, restaurantes y mercados prácticamente no existe alguna adaptación para estas personas”, indicó Guerrero Moreno.

Finalmente se pronunció por pasar del momento de tomar conciencia, al momento de actuar en pro de la accesibilidad y el uso del diseño universal.

“Votemos a favor del dictamen para que sea éste sea un paso más tanto en la lucha por lograr una verdadera accesibilidad, como para continuar el camino legislativo que debemos seguir emprendiendo con ahínco en favor de todas las y los guanajuatenses”, concluyó.

Por su parte, la congresista Ma. Guadalupe Josefina Salas Bustamante señaló que con las reformas se da un paso importante para lograr que personas con discapacidad sean incluidas y consideradas dentro de la sociedad y jamás se pierdan de vista proporcionarles un trato digno y de respeto.

“Cómo Legisladores es nuestro deber procurar a los sectores de la población que se encuentran en situación de vulnerabilidad o posible desventaja ante los demás, es nuestro deber legislar con responsabilidad en pro de la defensa de sus derechos humanos que en comunes circunstancias son vulnerados día a día”, agregó.

La legisladora comentó que la aprobación del dictamen representa una oportunidad óptima e ideal para hacer conciencia de las limitaciones a las que se enfrenta las personas de talla baja, mismas que se actualizan no en razón a la discapacidad de la que son poseedores, si no por el respeto de sus derechos humanos.

Finalmente, la diputada Noemí Márquez Márquez expuso que las modificaciones planteadas tendrían que ser de sentido común, pero en la realidad actual es necesario proyectarlas desde la Ley para redoblar el esfuerzo en las instituciones, reforzar la cultura en la sociedad y convertirlo en hechos.

“Hay que decirlo con toda claridad: la discapacidad no justifica la discriminación. Y no basta con palabras, es necesario respaldarlas en acciones concretas que alimenten esta cultura de inclusión y se traduzcan en hechos específicos. Con esta convicción, les pido su voto a favor del dictamen que aprobó la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables para reformar la Ley de Inclusión para las Personas con Discapacidad en el Estado de Guanajuato, fortaleciendo su alcance en beneficio de miles de guanajuatenses”, dijo.

Finalmente, aplaudió el trabajo que se realizó para analizar la iniciativa, en el cual se tomó en cuenta a las asociaciones civiles y expertos en la materia que contribuyeron en el enriquecimiento de la misma.

La legisladora Claudia Silva Campos destacó que lo trascendente de la propuesta era incluir a las personas con esta condición de talla baja en el estado de Guanajuato, a fin de puedan vivir en forma independiente y participar de manera plena en todos los aspectos de su vida, pudiendo accesar a cualquier lugar público o dependencia, en igualdad de condiciones y que no sean o no se sientan discriminados.

Afirmó que era necesaria la implementación de los aditamentos para que las personas de talla baja puedan desempeñar sus actividades, y de esa manera se facilite su inclusión en todos los aspectos de la vida cotidiana y de ahí, la necesidad de contar con el apoyo, como la habilitación del escalón universal.

“El escalón universal les permitiría accesar a diversos espacios como ventanillas, cajeros automáticos, transporte, una necesidad actual que, de verdad, es lamentable que no puedan tener acceso ni a lavarse las manos como se debe en este tema de la contingencia”, enfatizó.

La congresista pidió el voto a favor del dictamen al considerar que era un compromiso el pugnar por la inclusión de las personas de talla baja a una vida digna, tutelando sus derechos humanos, y su integración a la vida común que todos tenemos en cada una de las actividades.