Aprueban se realice auditoria al Programa Inclusión Digital

Guanajuato, Gto.  El Pleno del Congreso local aprobó la realización de una auditoría específica al programa Impulso para la Inclusión Digital, que contemple una revisión sobre la planeación y ejecución del gasto, así como del diseño, operación, resultados e impacto del mismo. Lo anterior para a los ejercicios correspondientes a 2018, 2019 y concomitante a 2020, con la finalidad de identificar posibles actos de corrupción o falta de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en la administración del gasto público.

El diputado J. Jesús Oviedo Herrera reiteró que, en un Estado de Derecho, la función de control era uno de los mecanismos que preservan el equilibrio entre los poderes públicos y aseguraba la vigencia de la ley como un instrumento que somete toda actuación de la autoridad y salvaguarda las garantías y derechos de los ciudadanos.

Dijo que la vigilancia y el control sobre el ejercicio de los recursos públicos encomendados a las autoridades, era una de las funciones primordiales que tenía el Poder Legislativo como responsable originario.

Agregó que la pandemia había generado un escenario global negativo, al corresponder a una nueva enfermedad respecto a la cual no se cuenta con vacuna cierta, y respecto a la cual, la muerte era una consecuencia posible; misma que se hizo presente en el Estado de Guanajuato, situación que obligó a las autoridades sanitarias a establecer períodos de aislamiento que provocaron el desarrollo de las actividades bajo un esquema a distancia, en aras de evitar contagios múltiples que colapsaran los sistemas de salud.

“El ámbito escolar no fue ajeno de las medidas sanitarias  establecidas, es así que, Programas como «Impulso a la Inclusión Digital» tomaron un papel relevante al contribuir a la inclusión digital de las y los estudiantes del primer año del nivel medio superior y del primer año del nivel superior, así como apoyo a la actualización en las tecnologías de información a los docentes del nivel básico, medio superior, superior y educación normal a través de proveer de una herramienta informática que auxilie en la consulta, consumo y acceso a la información”, señaló el congresista.

En ese sentido, indicó que resultaba particularmente imprescindible ejercer su facultad de control, visualizando que en circunstancias de apremio como las surgidas a raíz de la pandemia que aquejaba al mundo, misma que había venido a modificar profundamente la cotidianeidad de la población guanajuatense, con afectaciones y repercusiones en los todos los ámbitos, se debía atender cabalmente dicho mandato constitucional para generar plena certeza a la ciudadanía guanajuatense del ejercicio correcto de los recursos públicos.

Por su parte, el congresista Raúl Humberto Márquez Albo habló a favor de la propuesta y presentó una modificación. Dijo que consideraban que era necesario realizar una auditoría de mayor alcance y profundidad que la que se proponía, pues el periodo por el que se solicitaba únicamente permitiría valorar el actual proceso de adquisición del equipo de cómputo llevado a cabo en el marco del programa Impulso para la Inclusión Digital, dejando de lado la naturaleza plurianual del mismo, así como todo lo relativo a la eficiencia, eficacia y economía que supone la inversión en dicho proyecto, es decir, sus resultados e impacto.

En ese sentido propuso solicitar a la ASEG la práctica de una auditoría específica al programa Impulso para la Inclusión Digital, que contemple una revisión sobre la planeación y ejecución del gasto, así como del diseño, operación, resultados e impacto del mismo. Lo anterior para a los ejercicios correspondientes a 2018, 2019 y concomitante a 2020, con la finalidad de identificar posibles actos de corrupción o falta de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en la administración del gasto público.

Su propuesta fue aprobada.