Buscan crear la Ley de Fomento a la Agricultura Familiar

Guanajuato, Gto. – Con el objetivo de brindar un marco jurídico especializado para el diseño de políticas públicas para el fomento e inclusión de pequeños productores del campo guanajuatense en la cadena productiva agroalimentaria, las diputadas y los diputados que integran el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional presentaron una iniciativa de Ley de Fomento a la Agricultura Familiar del Estado de Guanajuato.

El diputado Paulo Bañuelos Rosales manifestó que dicha normativa estaba diseñada específicamente para fortalecer a ese ámbito fundamental del sector agropecuario y para beneficiar a miles de familias que hoy, a pesar de su trabajo, de su esfuerzo y perseverancia, seguían viviendo en condiciones de vulnerabilidad y que requería el apoyo de la ley, del Gobierno, de la sociedad y de sus comunidades para construir un futuro a la altura su trabajo y de sus esperanzas.

Bañuelos Rosales apuntó que el fomento de la agricultura familiar era una cuestión de vida no solo para quienes la practicaban sino para la sociedad en general, incluso para quienes viven en las ciudades, ya que se proyecta que para el 2050 la población mundial alcanzará una cifra de 9 mil millones de habitantes, lo que implica que será necesario duplicar la producción actual de alimentos.

En ese sentido, indicó que eso solo será posible a partir de una nueva visión de la producción de alimentos, que priorice la salud de los ecosistemas, el desarrollo de sistemas alimentarios más inclusivos que aumente la resiliencia del sector ante los efectos del cambio climático y fortalezca la agricultura familiar, de la que proviene hasta un 80% de los alimentos que se consumen en todo el planeta.

El congresista precisó que la agricultura familiar en México era la característica principal de los sistemas productivos de los campesinos, ejidatarios, posesionarios, comuneros, indígenas, pequeños propietarios y por productores en general, que mediante su trabajo y el de su familia, usaban y transformaban los recursos naturales, para la obtención de productos agrícolas, ganaderos, pesqueros, acuícolas y silvícolas, que destinaban en su totalidad o en parte, para el consumo familiar.

En ese sentido, argumentó que estimaban que en Guanajuato existían alrededor de 59 mil 894 las Unidades Económicas Rurales (UER) con características de agricultura familiar. Agregó que en esos estratos de economía rural se encontraban las unidades de producción de subsistencia que contaban con un ingreso bruto promedio de $17,353.80 anuales, con activos productivos promedio de $6,758.10, un promedio de  mano de obra familiar de 2 personas y una superficie promedio de 3.4 hectáreas; y las unidades económicas rurales de subsistencia con vinculación al mercado, que tenían un ingreso bruto promedio de $36,150.30, anuales, con activos productivos promedio de $32,689.30, un promedio de mano de obra familiar de 3 personas y una superficie promedio de 5 hectáreas.

Finalmente, dijo que la propuesta aspiraba a ser una plataforma para promover la adopción de medidas legales, administrativas y financieras para mejorar la calidad de vida de las familias guanajuatenses.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Fomento Agropecuario para su estudio y dictamen.