Proponen establecer la figura de revocación de mandato para el titular del Ejecutivo Estatal

Guanajuato, Gto.- Con el objetivo de establecer la figura de revocación de mandato para el titular del Ejecutivo Estatal, el Grupo Parlamentario del PRI presentó una iniciativa de reforma a la Constitución Política local.

En la exposición de motivos, el diputado José Huerta Aboytes recordó que en el 2019, a nivel federal, se aprobaron modificaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a fin de que sean los ciudadanos quienes decidan, por la vía legal, si un presidente, gobernador o un alcalde pueden continuar o no en el cargo luego de la mitad del periodo para el que fueron electos.

En este sentido, precisó que la iniciativa en mención busca armonizar la legislación local con la federal para incluir la figura de revocación de mandato, sus normas y procesos; agregar como prerrogativa del ciudadano guanajuatense el derecho a participar en los procesos de revocación de mandato; e incorporar en el sistema de medios de impugnación dicha figura, a efecto de garantizar la legalidad en este proceso; entre otros aspectos.

Explicó que la propuesta legal contempla que para el proceso de revocación de mandato resulte válido, debe participar, al menos, el 40 por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores, y será procedente cuando se obtenga en las urnas la mayoría simple de los votos válidos emitidos a favor de la revocación.

“Cabe hacer mención que el proceso se llevará a cabo el domingo siguiente a los noventa días posteriores a la convocatoria y en fecha no coincidente con las jornadas electorales, federal o local; que, aunque constitucionalmente no existe la posibilidad de que en Guanajuato suceda ese supuesto y coincida con fecha concurrente con elecciones locales o federales, vale la pena dejar el texto en esos términos, en virtud de prever la posible concurrencia con elecciones extraordinarias que en su caso se lleguen a convocar”, subrayó.

De igual forma, el legislador señaló que en caso de haberse revocado el mandato del Gobernador del Estado, asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo quien ocupe la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia; dentro de los treinta días siguientes, y el Congreso del Estado, por mayoría calificada de las dos terceras partes de los integrantes del Pleno, nombrará a quien concluirá el período constitucional.

“Con esa perspectiva, de preservar al máximo posible un clima de estabilidad mediante el fortalecimiento de los canales de entendimiento de los factores formales y materiales de poder, se consideró conveniente proponer al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia para ocupar provisionalmente el puesto vacante, porque, a nuestro juicio, es quien pudiera garantizar el mayor grado de neutralidad política y consecuente aceptación de las fuerzas eventualmente en conflicto, en tanto, en el Congreso, se genera el acuerdo sobre quién habrá de ocupar la titularidad del Ejecutivo”, acentuó.

La iniciativa se turnó a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales para su estudio y dictamen.