#CongresodelEstadoGto busca establecer el derecho de las personas a contraer matrimonio y fundar una familia sin discriminación

Guanajuato, Gto.- La diputada María Magdalena Rosales Cruz, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, presentó una iniciativa de reforma al Código Civil para el Estado de Guanajuato, a fin de reconocer el derecho de todas las personas a contraer matrimonio y fundar una familia sin discriminación alguna, independientemente de su sexualidad, identidad o expresión de género, y características sexuales.

En la exposición de motivos, la legisladora recordó que el pasado 2 de octubre la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió un exhorto al Congreso del Estado de Guanajuato para que apruebe reformas a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, en atención a diversas resoluciones que ha emitido la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto al tema.

Señaló que en la actualidad 20 estados ya consideran en su legislación el matrimonio igualitario, por lo que consideró que Guanajuato no debe quedarse atrás en la garantía y protección de los derechos humanos.

“Es momento de que nuestro Congreso salde la deuda que tenemos con la sociedad guanajuatense, sobre todo con la comunidad LGBTTTIQ+, a quienes desde nuestra legislación local se les han violado sistemáticamente sus derechos humanos y se les ha discriminado y atentado contra su dignidad, contrario a los establecido en el artículo primero de nuestra Constitución donde se establece que está prohibida toda discriminación que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”, dijo.

La legisladora refirió que el matrimonio como institución civil no es un concepto terminado o inmutable, por lo tanto, el concepto tradicional puede ser modificado en las leyes para que se armonice con la realidad social y refleje la diversidad de formas afectivas de relacionarse, de tal manera que se logre responder a las exigencias de acceso igualitario a los derechos, así como al principio de no discriminación.

En este sentido, precisó que en la resolución de amparo en revisión 704/2014, la Suprema Corte declaró como inconstitucional cualquier ley que reproduzca la visión de que el matrimonio es exclusivamente la unión entre hombre y mujer con la finalidad de procreación, con lo cual vinculó a las y los juzgadores del país a proteger el derecho de todas las personas a contraer matrimonio.

“A pesar de nuestra legislación retrógrada e inconstitucional, según datos del Registro Civil en nuestro estado se han celebrado 121 matrimonios de parejas del mismo sexo, mismos que han sido posibles mediante la tramitación de juicios de amparo; y se encuentran al menos 30 amparos en proceso”, indicó.

La iniciativa se turnó a la Comisión de Justicia para su estudio y dictamen.