Proponen exhortar a autoridades federales para que repatrien los restos del mexicano José de la Cruz Porfirio Díaz Mori

Guanajuato, Gto.- El Grupo Parlamentario del PVEM formuló una propuesta de un punto de acuerdo, a fin de exhortar a la Secretaría de Gobernación, a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal para que mediante su conducto y de acuerdo con sus atribuciones, gestionen y coordinen con el Gobierno de Francia la repatriación de los restos del mexicano José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, por considerarlo un ciudadano de distinción histórica nacional.

En la exposición de motivos, el diputado Israel Cabrera Barrón recordó que Porfirio Díaz nació el 15 de septiembre de 1830, originario de Oaxaca de Juárez, Oaxaca, fue un gran militar mexicano, participó en diversas batallas, influyendo en el triunfo de los mexicanos durante la Intervención Francesa, aumentando así, su popularidad y cimentando su fuerza como representante de México.

Señaló que tras diversas elecciones, en 1876 Porfirio Díaz fue nombrado presidente de México y reelecto en elecciones extraordinarias de 1877, cargo que ejerció por 31 años, lapso mejor conocido como “El Porfiriato”.

“Cuando Díaz toma el poder, el país se encontraba sin dirección y con una deuda económica derivada de las confrontaciones que se habían producido en años pasados. En tal tenor, el orden, la paz y el progreso fueron los objetivos pilares de su gobierno, logrando así, una estabilidad económica y social inédita, situación que llevaría al dictador a impulsar a México y ubicarlo en el mapa internacional”, comentó.

Precisó que a lo largo de su administración se resaltan grandes logros, entre ellos, la capital del país obtuvo diversos beneficios, toda vez que, el presidente edificó grandes estructuras, convirtiendo a la Ciudad de México en una verdadera metrópolis.

“A pesar de que su trayectoria como mandante de México concluyó en un conflicto nacional, no se puede negar que las acciones realizadas por Porfirio Díaz generaron una mejoría en la economía nacional cuyas estadísticas hablan por sí solas. Hubo una mejora impresionante en el desarrollo de los ferrocarriles en México, creando trabajo y expandiendo así la industria, el comercio y la minería, tan es así que, durante el Porfiriato, México obtuvo el primer lugar en la producción de plata, puesto que actualmente continúa ocupando”, dijo.

El legislador detalló que tras la Revolución Mexicana en el año 1911, el General Don Porfirio Díaz Morí y su familia emigraron de México, asentándose en Paris, Francia, lugar en donde posteriormente fallecería en el año 1915. Indicó que Porfirio Díaz fue sepultado en la Iglesia de Saint Honoré I´Eylau, pero en el año 1921 sus restos fueron trasladados al cementerio de Montparnasse, en París.

“Díaz dejó claro que su deseo era ser sepultado en tierras mexicanas, específicamente en la Basílica de la Soledad de su estado natal, Oaxaca. Sin embargo, a la fecha, su voluntad no ha sido cumplimentada. Su tumba adornada con el águila mexicana y la bandera nacional se deslumbra solitaria, puesto que los restos de este personaje se encuentran en tierras extranjeras a miles de kilómetros del país que él amó”, recordó.

El congresista, expuso que actualmente, sus familiares señalan que continúan pagando las contribuciones debidas al cementerio en París, a pesar de que se comenta que, el contrato se encuentra extraviado. Por su parte, dijo, la iglesia refiere que, durante los últimos 30 años, los costos no han sido cubiertos. “Es importante destacar que la viuda del expresidente obtuvo una perpetuidad por 99 años en el cementerio de Montparnasse, plazo que fenece este 2020”.

“Existe la posibilidad de que si la familia no logra localizar los documentos que acreditan la propiedad del lote donde actualmente se encuentra descansando el general mexicano, sus restos sean exhumados y llevados a otro panteón de ubicación incierta. Ante tal circunstancia, se presenta la necesidad de que México acoja los restos de Porfirio Díaz, evitando así una desdicha nacional y pudiendo darle el sepulcro que por honor merece. No se puede permitir que un personaje de tal magnitud para la historia nacional se mantenga exiliado sin descanso eterno y más aún que se pretende removerlo de su tumba por cuestiones financieras. Los restos de Porfirio Díaz no deben de ser algo comercializable. En concordancia con lo anterior, lo honorable es repatriar los restos de Don Porfirio”, finalizó.

La propuesta de punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura para su estudio y dictamen.