El colmo… Se les va ‘El Marro’ de las manos… O lo dejaron ir ?

Celaya, GTO.- De acuerdo al diario Reforma, el líder huachicolero y cabeza del Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, logró escapar a un operativo implementado por fuerzas federales y estatales.

El operativo dejó a la ciudad de Celaya como rehén, al generar caos vehicular y pánico, carreteras bloqueadas en al menos 14 puntos con vehículos incendiados en la zona Laja-Bajío.
La autopista Salamanca-Celaya y otras vialidades estatales fueron blanco de presuntos integrantes del grupo criminal que además de ‘secuestrar’ y quemar vehículos pesados, colocaron “estrellas”, artefactos metálicos para ponchar llantas, que dañaron al menos una decena de vehículos.
En semanas pasadas otros operativos culminaron con la detención de la esposa, y el padre de Yépez Ortiz.

Después de esta última detención, un coche-bomba estalló frente a la sede de la Guardia Nacional en Celaya.

Los accesos de Celaya a Comonfort; Celaya-San Miguel de Allende; Celaya-Querétaro; Celaya-Salvatierra, fueron obstaculizados con vehículos incendiados.

Debido al caos, la línea de autobuses Flecha Amarilla, suspendió por cerca de tres horas sus corridas a Irapuato, Comonfort, Salvatierra, Juventino Rosas, Salamanca y a los Apaseos.
Asimismo, el Tecnológico Nacional de México en Celaya suspendió sus clases vespertinas y autoridades de esa institución recomendaron a los estudiantes no salir de sus viviendas.

ATAQUE A MINISTERIALES Y DECOMISO

Además, mediante un comunicado de prensa, la Fiscalía General del Estado informó que dos agentes fueron agredidos durante las intervenciones en la carretera estatal entre Juventino Rosas y Villagrán.
Señalaron que los oficiales, adscritos a la Unidad Especializada en Robo y Recuperación de Vehículos, habían localizado vía satelital una camioneta Tucson robada horas antes, por lo que se trasladaron hasta su ubicación.
Sin embargo al llegar los uniformados fueron agredidos por un grupo criminal, el cual accionó armas en su contra, incluso lanzaron una granada de fragmentación con la que hirieron a dos elementos.

En el sitio, lograron el aseguramiento de lanzagranadas, armas cortas, largas, cartuchos, cargadores, dos vehículos y chalecos tácticos.