Bloqueos y quemas paralizan Celaya, Villagrán, Salamanca y Cortazar

Celaya, GTO.- Tras un operativo en Santa Cruz, municipio de Juventino Rosas, un comando realizó bloqueos en Torrecillas rumbo a Villagasca, salida Celaya a Comonfort, Juventino Rosas-Villagrán y en el Kilómetro 53 de la autopista Querétaro-Salamanca, informó el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala.

En la avenida México-Japón y avenida Constituyentes, también calcinaron unidades.
Hombres armados quemaron camiones y automóviles en varios puntos en la salida a Celaya y en la carretera a San Miguel de Allende.
A la altura de la comunidad de Higuera, de la autopista Querétaro-Salamanca, bloquearon con otro camión de carga.

El secretario de Seguridad Ciudadana de Celaya, Miguel Ángel Simental, señaló que los bloqueos en los accesos de Celaya se dieron derivados de una detención, pero no reveló de quién se trata.
El funcionario sugirió a los ciudadanos esperar hasta que los mismos fueran retirados de las vías.
“Ya está actuando Protección Civil, están trabajando, hay grúas, hay elementos de nosotros en todos los puntos y limpiando las vías de acceso a Celaya”, dijo.

Aseguró que los accesos fueron obstruidos derivado de alguna detención.

“Código rojo como tal, únicamente por la cuestión de los accesos que están obstruyendo, aquí la cuestión es por alguna detención que se está llevando a cabo, es en reacción por el trabajo que está llevando a cabo la Fiscalía del Estado”, dijo.
El secretario informó que Protección Civil está retirando los vehículos incendiados.

Además, suspendieron clases en el turno vespertino en el Tec de Celaya, Tec campus Roque y UPG.

HORAS ANTES ATACAN CASETA DE POLICÍA

Con granadas y armas de grueso calibre, encapuchados atacaron la caseta de la Policía Municipal ubicada en la avenida Juan José Torres Landa, colonia Los Pinos II.

Habitantes de la colonia mencionaron que las ráfagas se escucharon durante por lo menos 10 minutos, por lo que decidieron tirarse al piso hasta que pasara el peligro.

“Se puso bien feo y parecía zona de guerra” dijo una vecina.

Según testigos, el grupo armado iba encapuchado, rafaguearon el edificio y lanzaron dos granadas de fragmentación.

Dos policías y un soldado, quienes estaban en la caseta, repelieron la agresión mientras llegaban los refuerzos.

La fachada quedó con múltiples impactos de bala y los vidrios rotos.
Sobre la avenida y afuera de la caseta quedaron más de 200 casquillos percutidos de arma larga y corta.

Posteriormente, más de 50 policías municipales, estatales y federales acudieron al lugar.
Hasta este momento, se desconoce si hubo detenidos.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana solo informó que en el ataque sólo hubo un policía lesionado en la caseta.