Publicado el: martes 10 septiembre 2019

Estudiante asesinado da vida tras donar sus organos

Compartir
Tags


Redacción/ Guanajuato
La familia de Arturo Humberto Martínez Cervantes, el estudiante asesinado el pasado 09 de septiembre, cumplió la última voluntad del joven de 19 años de edad al donar los órganos tras su muerte. La secretaría de salud de Guanajuato informó que el joven originario de Santa Rosa de Lima, comunidad de Villagrán donó sus córneas y devuelve la vista a dos guanajuatenses.
El estudiante que falleció el pasado lunes cuando regresaba de su centro de estudios en la Universidad Politécnica campus Cortazar, ha devuelto la vista a dos guanajuatenses que estaban en lista de espera de un trasplante de córnea, además su tejido músculo esquelético que servirá para futuros trasplantes de tejido y podrá beneficiar hasta 100 personas.
Su familia decidió donar por la forma de ser altruista de Arturo, ya que en vida ya había comentado sobre ser donante de órganos, por eso se respetó su decisión.
En el Hospital General de Celaya se realizó la procuración de ambas córneas y del tejido músculo esquelético, para sumar este año con Arturo 65 donadores de órganos, de quienes se han obtenido 256 órganos y tejidos.
El personal del Centro Estatal de Trasplantes de Guanajuato (CETRA) mantiene una red de procuración sensible a los posibles donadores que surjan en los diferentes hospitales de Guanajuato.
A partir de este año, desde la Secretaría de Salud en cada proceso se desarrolla el Código Vida, que consta en un mecanismo de alerta o de llamado a directores, jefes de servicio, comité intrahospitalario de donación y demás personal hospitalario para atender un proceso de donación y convertirlo en una donación exitosa apoyando con lo necesario desde el área correspondiente.
*Los hechos*
Poco después de las 10:30 de la mañana del 09 de septiembre, se registró un enfrentamiento entre presuntos delincuentes que dejó un saldo de cuatro muertos, entre ellos, Arturo Humberto Martínez Cervantes, un estudiante universitario que esperaba su camión en la carretera Salamanca-Celaya, en Guanajuato.
El joven fue trasladado a un hospital tras recibir disparos en la cabeza que lo dejaron en estado grave, sin embargo murió pocos minutos después de haber recibido atención.
En el lugar y en el interior de uno de los autos involucrados en el tiroteo quedaron los cuerpos de tres hombres los cuales de acuerdo con la Fiscalía del Estado no han sido identificados.
Una camioneta también fue abandonada en el lugar y en ambos vehículos se encontraron armas de fuego y casquillos de distintos calibres. Pese a la llegada de las autoridades y los operativos de búsqueda, no hubo detenidos en este hecho.