Oreja y le escatiman otra a “El Payo”

img-20161203-wa0048

img-20161203-wa0046

CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Sábado 3 de diciembre (Especial).- El diestro queretano Octavio García “El Payo” ha sido víctima del protagonismo del juez de plaza tras haberle negado un triunfo más que claro luego de la brillante faena que le realizó al toro que cerró plaza y del que tan sólo le otorgaron una oreja cuando merecía las dos sin discusión. Sin embargo, ello no le quitó al diestro convertirse en el triunfador del festejo, en tanto que su alternante en este mano a mano, el francés Sebastián Castella, se fue de vacío no sin antes demostrar su impecable tauromaquia pero que la manchó con su desacierto a la hora buena.
Ante una regular entrada en la Monumental Plaza México en tarde fresca y de cielo despejado, dentro de la quinta corrida de la Temporada Grande Internacional 2016-2017, se lidiaron seis toros bien presentados de la ganadería aguascalentense de San Isidro que en términos generales dejaron mucho que desear y adolecieron la falta de casta. El segundo y el sexto fueron noblotes y regular resultó el primero.
El espada francés SEBASTIÁN CASTELLA en el toro que abrió plaza lanceó bien por verónicas a pies juntos. En el tercio de varas fue derribado el montado Carlos Ibarra y tras el segundo puyazo quitó “El Payo” por templadas verónicas. Con la muleta, el matador galo poco a poco se fue haciendo del toro, que de principio le iba rebrincando y a base de atemperarlo le ligó derechazos y naturales meritorios. Luego, a base de esfuerzo y oficio, pisándole los terrenos, en la zona de tablas, le aguantó de verdad igualmente por ambos perfiles. Mató de pinchazo y estocada ligeramente contraria y trasera para ser aplaudido.
A su segundo lo manejó empeñosamente con el capote, sobresaliendo el quite que realizó por chicuelinas. Con la sarga, tras comenzar con pases ayudados por alto y a base de aguante y buen mando fue de menos a más en su toreo derechista en varias tandas pues el astado le iba con brusquedad. Así siguió Castella pero su labor se vio ensuciada por enganches debido a lo áspero de su antagonista. Por naturales la situación no mejoró ya con la molestia del público encima. Sin embargo, el esfuerzo lo hizo el torero y al final se le reconoció. Terminó de estocada trasera y escuchó fuertes aplausos.
En el tercero que le correspondió en suerte poco pudo hacer Sebastián con el capote. La historia de su labor de muleta fue con sólidos argumentos que le hicieron cuajar una faena de mucho mérito y valor por los dos lados, “robándole” todos y cada uno de los muletazos, con aguante y evidente exposición, cerrando distancias con conocimiento de causa a un ejemplar soso y falto de casta. El trabajoso trasteo lo acabó en tablas con valentía y finiquitó de pinchazo y media estocada, además de descabello, siendo ovacionado con fuerza en el tercio.
Al primero de su lote, el diestro queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” lo veroniqueó con suavidad y clase. Su labor de muleta, a un ejemplar con poca fuerza, el rubio espada comenzó talentosamente con lances vaciando por alto y pases de la firma para después templar y alargar cada uno de los muletazos que ligó en un par de series por el lado derecho. Su toreo natural no tuvo mácula pues estuvo enriquecido con su arte y su calidad. Otra tanda diestra que ligó con toreo izquierdista mediante un cambio de mano por delante. Siguió por el lado derecho en la zona de tablas encadenando muletazos lentos y terminar con manoletinas. Culminó de dos pinchazos y estocada para hacerse ovacionar.
En su segundo bregó “El Payo” con atingencia. Su desempeño con la franela, a base de saber esperarlo le fue armando un trasteo de mucho mérito, primero, por un toreo derechista, “arrancando” uno a uno cada muletazo ante las no fáciles embestidas llevando la cabeza a media altura. Y después,ya con el engaño en la mano zurda, poca “tela” tuvo de donde cortar por lo que decidió continuar con la derecha, acortando distancias y logrando lances de mucho poder. Lo volvió a intentar con firmeza por naturales y luego de sudar de verdad la “gota gorda” entró a matar para dejar un pinchazo y una estocada casi entera, además de cuatro golpes de descabello para ser silenciada su labor tras un aviso.
Y en el que cerró el festejo, que inicialmente intentó saltar al callejón, “El Payo” jugó bien los brazos en toreros lances a la verónica. Con la tela escarlata con pases vaciando por alto y los de la firma, caminándole con cadencia del tercio a los medios. Vino luego su desempeño a base de toreo rítmico, templado y de mucho empaque por el pitón derecho al noblote “socio” en varias tandas. Un trincherazo ligado a un cambio de mano por la espalda dieron pie a una brillante serie natural para de inmediato pasar al toreo en redondo. Más toreo derechista a media altura de gran exposición previo trincherazo en corto y epilogando con el desdén. Ayudados por bajo de indiscutible clase en la zona de tablas para acabar de certera estocada y por ello serle concedida de manera incomprensible tan sólo una oreja de parte del juez de plaza Jorge Ramos cuando bien merecía los dos apéndices sin objeción pero pudo más el protagonismo de la autoridad, negándole así al torero la salida en hombros por la Puerta Grande de “El Encierro”.

FICHA: CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Quinta corrida de la Temporada Grande Internacional 2016-2017. Monumental Plaza México. Entrada: Regular en tarde despejada y fresca. Toros de San Isidro que en términos generales dejaron mucho que desear y evidenciaron falta de casta. El segundo y el sexto fueron noblotes y regular el primero. Mano a mano. El francés Sebastián Castella: Palmas, palmas y al tercio. Octavio García “El Payo”: Ovación, silencio tras un aviso y una oreja.

Posponen la séptima corrida
Se dijo que la empresa “Tauroplaza México”, sobre la corrida del viernes 9 de diciembre, séptima del serial mayor, la ha pospuesto para el siguiente domingo 18 a las 17:00 horas con otro cartel. De momento siguen fijos en el mismo el extremeño Alejandro Talavante y el aquicalidense Diego Sánchez, quien confirmaría su doctorado, con el ganado de la dehesa tlaxcalteca de Montecristo. Sólo faltaría saber quién sustituirá al francés Sebastián Castella.