Concierto de navidad con los hermanos Pérez Meza

CONCIERTO INAUGURAL DE LAS PRIMERAS JORNADAS DE PSICOPEDAGOGIA 01 IMG_1090

San Luis Potosí, SLP.- En el marco de las fiestas decembrinas y como parte de las actividades para recaudar fondos y restaurar el templo de San Juan de Dios, los hermanos Alejandro y Miguel Pérez Meza, ganadores del segundo lugar en el concurso “La Voz México 2”, harán escuchar sus privilegiadas voces en el interior de dicho recinto para deleite de los potosinos.

Así lo informó el capellán del templo, Carlos Jorge García Noyola, quien detalló que será el martes 22 de diciembre a las 19:30 horas cuando estos cantantes potosinos, compartan algunos de los temas que los llevaron a ganar el segundo sitio de ese concurso nacional a finales del año 2012, bajo la tutela del cantante Miguel Bosé quien los consideró unas de las mejores voces de México.

Los donativos para recibir boletos de este gran evento a beneficio, se reciben en la notaría, ubicada sobre la calle de Escobedo, a un costado de dicho templo en el Centro Histórico. Por cada cien pesos de donativo, se entrega un boleto y así se apoyará la restauración en cuanto a la pintura del interior del templo.

El presbítero García Noyola indicó que los avances que se tienen a la fecha, han sido producto de un gran trabajo, pero también, de la generosidad de la feligresía potosina, quienes aportando poco o mucho, han logrado sacar adelante este proyecto, participando en las distintas actividades que se han organizado, como rifas entre amigos, venta de nichos funerarios, kermeses y conciertos como el que se habrá de llevar a cabo este 22 de diciembre y al cual reiteró la invitación al público en general.

Como referencia histórica, cabe señalar que dicho recinto religioso cumplió 400 años de su construcción en este 2015, siendo parte de los motivos para darle a San Luis Potosí la categoría de ciudad, por los servicios médicos que prestaban los religiosos juaninos en dicho lugar y en el hospital anexo, hoy museo Federico Silva.

Este templo fue uno de los más lujosos en su tiempo, al contar con ricos ornamentos, lámparas y servicio de plata. A principios del siglo pasado, al llegar los dominicos a esta ciudad, se les dio la Capilla del Rosario (1902) y, poco después este templo. Lo dejaron en julio de 1979. Actualmente, después de un trabajo de investigación para conocer su antigua decoración, y bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se llevan a cabo los trabajos de restauración para recuperar un poco del esplendor que tuvo este recinto que hoy congrega a cada vez un mayor número de feligreses, pero también representa un punto de interés histórico, arquitectónico y turístico para cientos de visitantes.